Un estudio realizado sobre las altas recaudaciones  del Servicio de Rentas Internas, concluye que la información proporcionada por el SRI es una “fantasía” al considerar que no son valores reales por las devoluciones y deudas que mantiene la institución con los contribuyentes.