Dentro de las opciones que baraja el Gobierno Nacional para elaborar la reforma tributaria que fue dispuesta por el Fondo Monetario Internacional (FMI) se contemplaría cobrar impuestos a servicios digitales. Esta es una alternativa que han incorporado algunos gobiernos del mundo y que en otros está en discusión